Subscribe:

EQUINOTERAPIA



Como tantas otras terapias la equinoterapia o hipoterapia no es un invento de la era moderna. Los beneficios de los movimientos del caballo para paliar ciertas enfermedades ya era conocido por los griegos. Hipócrates ya mencionaba el efecto saludable del trote de los caballos y en siglo XVII se utilizaba la equitación para paliar los efectos de la gota.
Pero la equinoterapia experimentó un gran auge a partir de los años 50-60, desarrollándose el método que se utiliza en nuestros días que está basado en la relación directa que se establece entre el paciente y el movimiento del animal.
¿Para que enfermedades está recomendada la equinoterapia o terapia con caballos?

Algunas de las enfermedades para las que se recomienda la equinoterapia o hipoterapia y en las que se esta obteniendo muy buenos resultados son:
Pero la equinoterapia no es recomendable en los siguientes casos
  • Personas con problemas ortopédicos.
  • Personas con alergia al pelo del caballo.
  • Personas que padezcan hemofilia.
  • Personas que sufran convulsiones.
¿Cuáles son los objetivos de la equinoterapia o terapia con caballos?

Los objetivos de la equinoterapia o hipoterapia es conseguir que los pacientes obtengan beneficios en diferentes áreas, por ejemplo:
  • Mejorar la autoestima y la confianza en sí mismo.
  • Mejorar la memoria y la capacidad de prestar atención.
  • Aumentar el vocabulario y mejorar la comunicación verbal.
  • Fortalecer la musculatura, mejorar el equilibrio y la coordinación.
  • Aprenden a cuidar del caballo, dentro de sus posibilidades.
  • Se relacionan con personas diferentes de las de su entorno habitual, creando relaciones de amistad con sus compañeros y desarrollando el amor y respeto hacia el animal.
Todos estos beneficios se deben a que el caballo transmite unas 110 vibraciones por minuto que actúan sobre el sistema nervioso del paciente estimulándole y ayudándole a mejorar.
La equinoterapia puede realizarse desde los 18 meses, no existiendo límite de edad para su práctica.
En ningún caso el objetivo de la equinoterapia es que el paciente aprenda a montar a caballo.
Al desarrollarse al aire libre la equinoterapia o hipoterapia consigue que el paciente disfrute del entorno, pudiendo convertirse la terapia en una autentica diversión.
Se debe tener en cuenta que la equinoterapia debe formar parte de un tratamiento integral que ayude al paciente en sus problemas, no debe contemplarse como una terapia aislada.
Abarca la integración de cuatro ámbitos profesionales diferentes:
  • Medicina: tiene un papel importante en la hipoterapia porque la monta a caballo se utiliza a manera de fisioterapia en pacientes con disfunciones neuromotoras de origen neurológico, traumático o degenerativo.
  • Psicología y pedagogía: Influiría en la monta terapéutica ya que al igual que la psicoterapia, la monta a caballo trata disfunciones psicomotoras, sensomotoras y sociomotoras.
  • Deporte: la equitación como deporte dará a personas con cierta discapacidad física y funcional la oportunidad de integrarse plenamente a la vida deportiva.
Dentro de la hipoterapia se emplean dos métodos: la Terapia Pasiva y la Terapia activa.

  • Terapia Pasiva: el paciente se adapta pasivamente al movimiento del caballo sin ninguna acción por su parte, aprovechando el calor corporal, los impulsos rítmicos y el patrón tridimensional del caballo. Se utiliza el “ back riding”, técnica donde el terapeuta se sienta detrás del paciente para dar apoyo y alinearlo durante la monta.
  • Terapia Activa: se añade a la adaptación pasiva la realización de ejercicios neuromusculares para estimular en mayor grado la normalización del tono muscular, el equilibrio, la coordinación psicomotriz y la simetría corporal y ejercicios de estimulación neurosensorial para incrementar la sinapsis neuronal y la plasticidad cerebral.

DANZATERAPIA

Que es la Danzaterapia?


Según la danzaterapia, mente, cuerpo y alma forman una unidad psicofísica e interactúan constantemente entre sí. El movimiento y la postura influyen en el pensamiento y los sentimientos. La meta esencial de la danzaterapia es permitir la unión entre mente, cuerpo y alma. La Asociación Norteamericana de Danza Terapia (ADTA) define la danzaterapia como “el uso psicoterapéutico del movimiento para promover la integración emocional, cognitiva, física y social de un individuo”. (ADTA, 2013)
Según las intervenciones dadas por un terapeuta, la danzaterapia incrementa el nivel de percepción personal y del cuerpo, permite realizar amplios movimientos e incentiva al individuo a expresarse de manera auténtica a través de la integración de lo inconsciente. La danzaterapia se entiende como el uso psicoterapéutico de la danza y el movimiento para lograr la integración de los procesos cognitivos, corporales y emocionales del individuo. El fundamento de la danzaterapia toma en cuenta las influencias de la psicoterapia psicoanalítica.
La danza movimiento terapia es una profesión que requiere estudios de posgrado, es decir, una maestría danza movimiento terapia o bien cursos de ruta alternativa a nivel posgrado que requieren una maestría para cursarse.
Historia de la danzaterapia

La danzaterapia nació en los años 20 en Alemania. Rudolf von Lavan fue uno de sus participantes. La bailarina alemana Mary Wigman (Karoline Sofie Marie Wiegman) fue una alumna suya. Ella, en su libro El lenguaje de la danza, describe la danza moderna y su experiencia como bailarina. Asimismo, da un gran impulso para la evolución de la danzaterapia. Otras alumnas de Rudolf von Laban y Mary Wigman fueron Irmgard Batenieff, Franziska Boas, Liljan Espenak y Mary Whitehouse. Como emigrantes en los Estados Unidos continuaron con los conceptos teóricos y prácticos aprendidos de sus maestros y desarrollaron otros nuevos. A través de su trabajo con personas con necesidades especiales y trastornos mentales fueron descubriendo nuevas posibilidades terapéuticas que ofrecía la danza. Las bailarinas profesionales Trudi Schoop y Marian Chace, esta última se había formado en psicodrama con Jacob Levi Moreno, también contribuyeron. Alrededor de los años 50 probaron los efectos positivos de la danza en personas que padecían trastornos mentales de mayor intensidad. Actualmente se conoce a Franziska Boas, Marina Chace, Liljan Espenak, Mary Whitehouse y Trudi Schoop como las “Madres de la Danzaterapia”. Todas ellas crecieron en la época de la danza moderna y para ese entonces ya tenían mucha experiencia con la danza como medio de expresión artístico. Gracias a las experiencias vividas en sus estudios de danza y al contacto con terapeutas de la psicología profunda, se redescubrió la danzaterapia. Sin embargo, ninguna de ellas era psicóloga, psicoterapeuta ni enfermera.
Las áreas de la danzaterapia

Las áreas de trabajo de la danzaterapia son diversas. Las más importantes: psiquiatría, clínicas, instituciones psicosomáticas, psicoterapia, instituciones de pedagogía especial, consultorios ambulatorios de danzaterapia (como la HPG, que trata a pacientes con trastornos neuróticos y psicosomáticos), oncología, neurología, rehabilitación, instituciones para la lucha contra las adicciones, intervención en crisis a pacientes que han sufrido grandes cambios físicos (por ejemplo, tras accidentes, cáncer, etc.), terapias preventivas, terapia de pareja y terapia de familia, consejería, etc.
Diagnóstico
Analizando el movimiento, la postura corporal, los gestos, la mímica, el ritmo, la velocidad, la relación con el espacio y la forma de respiración, el terapeuta intenta conocer un poco más sobre los problemas que presenta el paciente. Para conocer aún más sobre este campo, los terapeutas trabajan con exámenes especiales para saber sobre cada uno de estos aspectos encontrados especialmente al iniciar la terapia.
Los métodos de la danzaterapia

Éstos también se emplean para realizar análisis y diagnósticos, así como para intervenciones y evaluaciones terapéuticas. Los cuatro métodos principales de la danzaterapia son la técnica de danza, la imitación, la improvisación y la creación. Éstas se relacionan unas con otras y se complementan, pues a través del trabajo realizado con la técnica de danza se aprenden una serie de movimientos conocidos y necesarios para la improvisación. Durante la creación se unen elementos procedentes de las áreas mencionadas.
La técnica de danza
En la danzaterapia no solamente se representan estilos de danza definidos, como habitualmente se cree. Los movimientos simples como los gestos, pequeños juegos de movimiento y giros sencillos, también pertenecen a la danzaterapia, así como la recreación oral de lo vivido. Los ejemplos de movimiento preestablecidos ayudan a superar la timidez. Al bailar, muchos temen no poder realizar el movimiento adecuado y agradable a la vista. En esta situación, la técnica de danza puede brindar mayor seguridad a la persona.

La técnica de danza tiene como finalidad reproducir los movimientos incorporando nuestro mundo interior, percibir mejor los sentimientos corporales, ampliar el repertorio de movimientos y prestarle más atención a la fusión entre un estado de ánimo y el movimiento. La elección del estilo de baile dependerá del estado de ánimo y la situación general del paciente, ya que los distintos estilos de baile crean diferentes estados de ánimo.
La imitación
El imitar los movimientos de otras personas permite crear los de uno mismo y con ello, desarrollar la personalidad. En un principio resulta un tanto extraña la idea de acercarse a uno mismo manifestando los sentimientos, estados de ánimo e imitando a otra persona, sin embargo al imitar a otros y comparándonos con ellos, o tal vez al rechazar o contraponiéndonos a otra persona recibimos información y alguna respuesta sobre nosotros mismos. Por ello, muchas veces puede ser terapéuticamente importante exigirle al paciente imitar movimientos específicos. Además, con la imitación, es muy importante que no sólo se esté concentrado físicamente, sino también psicológicamente. En algunos casos, si la terapeuta percibe que el paciente tiene un determinado sentimiento difícil de expresar o no sabe cómo expresarlo, entonces ella puede recurrir a la imitación. La terapeuta puede enseñarle al paciente un movimiento que concuerde con el sentimiento que quiere interpretar y con ello ayudarlo a expresarse.

La improvisación

Una característica de la improvisación es el dejarse llevar por lo imprevisto o no planificado. A través de ésta uno se deja llevar por los impulsos, realiza lo que uno desea y lo representa con el movimiento. En la improvisación no existen movimientos planeados, pues con ésta uno decide cómo utilizar el cuerpo, el espacio, el tiempo, la fuerza y el ritmo. Con la improvisación no se realiza algún movimiento para lograr un estado definido, la persona que danza puede expresar sus sentimientos, vivencias e ideas a través del movimiento.
Por lo general, el empezar con la improvisación en la terapia es difícil y causa temor al paciente, pues éste siente de repente que la libertad está en sus manos y por ello se mueve de manera insegura y no sabe qué tiene que hacer. Al improvisar se eliminan todos los comportamientos planeados, obligaciones y límites, sin embargo el paciente no se siente en ese momento “libre”. Esto permite que uno mismo reaccione, es decir, que nos demos cuenta de las restricciones y limitaciones que nos ponemos a diario.
Otra dificultad de la improvisación es el lograr desconectarse de sí mismo, es decir, desconectarse también del intelecto. Sólo realizando esto se consigue entrar en el subconsciente, lo cual es necesario para despertar los sentimientos, acontecimientos, recuerdos y movimientos emotivos que han sido olvidados, suprimidos o desplazados, para luego poder “personificarlos”.
Mientras se permanezca más tiempo desconectado, más rápido se podrá recordar lo olvidado y oculto. Algunas veces este hecho despierta sentimientos y movimientos que terminan en una catarsis. Durante la improvisación, el trabajo con el subconsciente es conveniente para pacientes que, por lo general, son funcionales, pero que aun así son invadidos por sentimientos del vacío y del absurdo. Con los pacientes que sufren de algún trastorno psicótico no se trabaja con el subconsciente, sino con un mundo externo y real para crear una estructura del yo clara.

La creación

La creación se entiende como la combinación entre la técnica de danza y la improvisación.
Con la técnica de danza se intenta representar un movimiento preciso para encontrar un sentimiento adecuado, mientras que con la improvisación, se intenta representar un sentimiento o un estado de ánimo a través de impulsos y movimientos improvisados.
Con la creación se debería encontrar un equilibrio entre ambos extremos. Aquí se combina lo aprendido durante la técnica de danza y la improvisación, es decir, aprender a controlar los propios movimientos y expresar los propios sentimientos.
Durante la creación, el paciente expresa sentimientos, estados de ánimo y emociones con movimientos controlados que van al ritmo de un estilo de música adecuado. El paciente tiene la libertad de elegir qué sentimiento desea representar. Él escoge, controla y cambia. De esta manera se genera un distanciamiento necesario para el paciente pues no siente que su mundo interior se encuentre desorientado ni que pueda perderse en él, como ocurre con la improvisación. Con la creación tiene la posibilidad de expresarse en todo momento a través de la danza.
ALGUNOS BENEFICIOS DE LA DANZATERAPIA

 Libera el estrés.
La danzaterapia ofrece un espacio perfecto para liberar el estrés. Te permite mover tu cuerpo de una manera libre, soltar el peso psíquico que causan las emociones tóxicas, y participar en una actividad comunitaria.

Reduce la tensión muscular y alivia los dolores crónicos.

La danzaterapia trabaja a favor tu cuerpo, no en contra de tu cuerpo. Ayuda a soltar la tensión que se acumula en el cuerpo a causa de emociones tóxicas y traumas mediante los movimientos que sean naturales al cliente.
Ayuda a desarrollar respeto y estima hacia el cuerpo.

La danzaterapia no exige ningún tipo de cuerpo en específico ni ningún nivel de destreza física. Se basa en la aceptación del cuerpo tal como es. No impone moldes ni estándares corporales. En vez, ayuda a explorar la experiencia directa del cuerpo desde adentro, respetando la expresión individual de cada persona. Este ambiente de respeto hacia el cuerpo como la casa de tu alma nutre y fortalece la autoestima corporal.
Despierta un sentido profundo de bienestar.

 Uno de los principales beneficios de la danzaterapia para tu salud es el sentido profundo de bienestar que despierta inmediatamente. La danzaterapia toma en cuenta al ser humano en su totalidad: cuerpo, mente, emociones, espíritu y alma. Las personas que reciben danzaterapia  de danzaterapia se pueden sentir más conectados y armonizados a su yo y a su mundo.  
Es un ejercicio físico que beneficia la salud en general.

Al igual que el ejercicio, la danzaterapia ayuda a liberar endorfinas, aumentando de esta manera un sentido profundo de bienestar. Es un tipo de actividad física que incluye al cuerpo en su totalidad. Esta manera de ejercitar al cuerpo ayuda a balancear los ritmos biológicos del cuerpo, tales como la respiración, la circulación sanguínea y el sistema linfático.


Mejora la coordinación, el balance y movilidad.

Los movimientos espontáneos junto a los procesos psicoterapéuticos que se practican en la danzaterapia mejoran el funcionamiento físico. De acuerdo a varios estudios, la danzaterapia puede ayudar a la población de la tercera edad a mantener o mejorar su habilidad de caminar, moverse y evitar caídas
Fortalece la autoestima.

La danzaterapia puede ayudar a sanar las emociones tóxicas y los traumas que hieren la autoestima. Puede ayudar a desarrollar un sentido positivo del yo. También facilita la expresión creativa. Todas estas cualidades de la danzaterapia ayudan a que el cliente fortalezca su autoestima y confianza en sí mismo.

Ayuda a entablar lazos sociales.

Las sesiones de danzaterapia  casi siempre se realizan en grupo. Estos procesos colectivos mejoran la capacidad de cada participante a entablar y desarrollar relaciones.
Ayuda a expresar emociones y sentimientos.

La danzaterapia es un método psicoterapeútico que facilita la expresión de emociones y sentimientos mediante el movimiento y la danza. Estos técnicas corporales ayudan a que el cliente sienta, exprese y entienda las emociones que se esconden el subsconciente.
Apoya a las personas que se están recuperando de cáncer.

La danzaterapia podría beneficiar a las personas que se están recuperando de cáncer de numerosas maneras. De acuerdo a un estudio realizado en el 2005, la danzaterapia puede ayudar a las mujeres que se están recuperando de cáncer de mama a mejorar su autoestima corporal, calidad de vida y range de moción en los hombros.


LA MUSICOTERAPIA

¿Qué es la musicoterapia?



Es el uso dosificado de la música para dar un tratamiento de salud, rehabilitación, educación, y/o adiestramiento de adultos, jóvenes y niños que padecen trastornos físicos, mentales y/o emocionales.

¿Cómo funciona?


El cerebro, por medio de pensamientos, manda señales al organismo que se transforman en diversas emociones. Las emociones, como consecuencia, pueden provocar una serie de reacciones en el cuerpo, ocasionando, cuando estás son de baja frecuencia, todo tipo de padecimientos.
Mediante la musicoterapia, se envían al cerebro determinadas sensaciones que ponen al cerebro en estados de gozo, paz, alegría o relajación profunda, según la música empleada. En este momento el cerebro envía, digamos, una serie de pensamientos sumamente exquisitos y agradables al paciente, y por consecuencia se anulan aquellos impulsos que producen estados no placenteros como la tensión, el miedo, la desconfianza, la ansiedad, la depresión, la tristeza, etcétera, estados que, al ser repetitivos, provocan la enfermedad. 
La musicoterapia ha dado resultados en verdad sorprendentes, ya que provoca reacciones en el sistema nervioso, despertando su dinamismo, vigorizando los sentidos y la creatividad, refrescando la inteligencia y el razonamiento, e influyendo principalmente en la memoria y la actividad intelectual.

¿Cuando es recomendable la musicoterapia?


• Tensión, estrés, ansiedad: en estos casos, el musicoterapeuta pone a escuchar al paciente fragmentos musicales escogidos especialmente para esto, ayudándole con el efecto musical a contraatacar el efecto nocivo que está enviando el cerebro al cuerpo.

• Insomnio, nervios, preocupación excesiva: la musicoterapia es ideal en estos casos, sobre todo para poner al paciente en un estado de relajación tal que este consiga dormirse “como un bebé”. La música escogida por el terapeuta produce un efecto adormecedor mediante instrumentos de cuerda y ritmos suaves semejantes a las canciones de cuna. En casos de estar muy tenso, se utilizan mezclas de música especial con sonidos de la naturaleza y electrónicos.

• Depresión, tristeza, desesperanza: aquí el terapeuta utiliza melodías nostálgicas que poco a poco avanzan hacia un ritmo más dinámico y alegre.
• Todas las enfermedades: Sabiendo que las enfermedades son ocasionadas principalmente por los estado emocionales del individuo, la musicoterapia puede utilizarse para apoyar la curación de cualquier enfermedad. 

Musicoterapia en casa

Si te gustaría experimentar los efectos de la música en tu salud y en tu propio hogar, aquí te damos unos tips para orientarte en esta alternativa.

Mientras trabajas en casa, duermes o estás leyendo, pon la siguiente música según tu necesidad (recomendada por musicoterapeutas:

• Si te sientes fatigado, harto, cansado te recomendamos Serenata de Cuerdas (Op. 48) de Tschaikowsky, Obertura de Guillermo Tell de Rossini, Himno a la alegría, Sinfonía número 9, Betoveen.

• Para aliviar el dolor de estómago: Concierto de arpa de Haendel, Concierto de oboe de Vivaldi.

• Para remediar el dolor de cabeza: Sueño de Amor de Liszt, Serenata de Schubert, Himno al Sol de Rimsky-Korsakov.
• Para disminuir la fuerte ansiedad: Concierto de Aranjuez de Rodrigo, Las cuatro estaciones de Vivaldi, La sinfonía de Linz, K425 de Mozart.
• Para ayudar a la depresión: Concierto para piano no. 5 de Rachmaninov, Música acuática de Haendel, Concierto para violín de Beethoven, Sinfonía no. 8 de Dvorak.

• Para controlar la hipertensión: Las cuatro estaciones de Vivaldi, Serenata no. 13 en sol mayor de Mozart.
También te invitamos a que tu mismo descubras que tipo de música te hace sentir bien, pues muchas veces la intuición misma es la mejor guía de que tipo de música son los que se necesitan  para despertarse emociones placenteras, energéticas y curativas.

Los musicoterapeutas, quienes están en permanente investigación de los padecimientos físicos y mentales de las personas, intentan encontrar a cada momento, la música especifica para dar solución a los determinados padecimientos. La musicoterapia se puede combinar con cualquier tratamiento.

TAI CHI COMO TERAPIA ALTERNATIVA



El Tai Chi Chuan es un arte marcial inventado en China hace unos 1.500 años cuya traducción podría interpretarse como el arte marcial supremo. No tiene una traducción literal exacta debido a la gran variedad de dialectos existentes en China e inclusive en varias regiones decir tai chi chuan suena totalmente a desconocido. Sin embargo, este arte marcial existe en China desde hace muchísimos años con diferentes formas de movimientos y nombres, dirigidos tanto a la defensa personal como a la salud. Durante el periodo Líang (502-577) el líder militar Oleng Xíng-Xí enseñaba a sus soldados el Tai Chi Chuan para aplicarlo al combate y a la salud. Cheng aportó uno de los primeros escritos dando cuenta de estos éxitos. Se tienen referencias que estas formas de movimientos existían antes de Cheng, pero históricamente no existen evidencias. Durante la dinastía Tang (6/8907), Xu Xín escribió sobre el Tai Chi Kung aprendiéndolo de Yu Huan-Zí. Se conoce su estilo como la forma 37 por el número de movimientos que posee. Este estilo no tenía ni principio ni fin se podía empezar por cualquiera de los 37 movimientos. Los movimientos similares a los de Cheng se encontraban inspirados sobre los cinco elementos chinos: fuego, aire, agua y tierra.

Efectos de practicar Tai Chi

Es apto para todas las edades y para aquellos que gozan y que no gozan de una perfecta salud -Contribuye al equilibrio tanto físico como mental y espiritual 
-Aumenta la concentración, memoria, fortaleza, flexibilidad, movilidad y coordinación. 
-Mejora la respiración para todos los casos de denciencia, siendo ayuda para los casos de fumadores, asma o tuberculosis. 
-Proporciona gracia, belleza y fortaleza a todo el cuerpo ayudándolo a soportar mas fácilmente las labores cotidianas. 
-Libera de dolores crónicos, siendo ayuda muy importante para los casos de hipertensión, arteriosclerosis, trastornos digestivos, neurastenia y problemas cardiovasculares. -Mejora enormemente la postura proporcionando alivio inmediato a dolores de columna vertebral y presión sobre toda el área por delante de las vértebras cervicales y facilita la curación de todos los males ocasionados en esta zona. 
-Utilizado con el manejo de la energía interna o Chi, pennite reciclar la energía vital protegiendo contra todas las enfermedades o haciendo que la recuperación sea pronta.
 -Da una ocupación sana a personas de la tercera edad o a aquellas que tengan una vida sedentada. 
-Permite disciplinar nuestras vidas.
  • El Movimiento



  • Mente y concentración. El Tai Chi nunca debe practicarse, según maestros chinos, de manera automática, como si recitáramos el alfabeto mientras pensamos en cualquier otra cosa. Se trata de una composición muy compleja de diferentes ejercicios. La actividad pasa de una a otra parte del cuerpo sin que ninguna zona realice un esfuerzo excesivo y la mente esté completamente activa.

    Suavidad y ligereza. En el Tai Chi, los movimientos son suaves, continuos, ligeros y fluidos; da la sensación de que no hace falta ningún esfuerzo para realizarlos. Sin embargo, para poder practicarlos, el cuerpo debe estar firme, estable y fuerte. La mente tiene que encontrarse alerta y activa. Los movimientos del Tai Chi son circulares, formando arcos y espirales. Según los maestros del Tai Chi, moverse en círculos contribuye a conservar la energía, crea seguridad y relaja los nervios.

    Fuerza y movimiento. Durante el proceso de ejercicio, los músculos nunca llegan a tensarse al máximo. La cantidad de esfuerzo y tensión utilizados depende completamente de lo que requiera la posición o el movimiento mismo. Los músculos se compartan de una manera natural. La fuerza nunca se añade al movimiento, se aplica tanta fuerza como sea necesaria para realizar el movimiento.

    Equilibrio. El equilibrio es un elemento esencial en la práctica del Tai Chi. A través del control de cada movimiento, los músculos y las articulaciones se refuerzan. Un equilibrio corporal produce de manera natural una postura correcta y aligera los movimientos. El equilibrio físico también contribuye a la estabilidad mental y emocional.

    Fluidez. El Tai Chi es continuo y fluido. Cada movimiento, cada unidad de ejercicio, está encadenado al siguiente sin una pausa visible. La calma y la ligereza se manifiestan en esa fluidez. La resistencia aumenta a medida que se desarrolla la capacidad de mantener esa continuidad.

    Lentitud. Se trata de un ejercicio lento. La respiración debe ser natural. La lentitud ayuda a desarrollar la paciencia y la fuerza. Pero esto no quiere decir que el Tai Chi no tenga cambios ni sea dinámico. Los cambios delicados en la fuerza, la quietud y la actividad se alternan constantemente a lo largo del ejercicio. La variación en el flujo dinámico produce flexibilidad y resistencia en quien lo practica.

    Diversidad. Las energías dispersas en el cuerpo provocan las enfermedades cuando las mismas circulan de una manera desordenada y caótica. El Tai Chi ayuda a sentir, a unificar y a guiar esas energías. La medicina tradicional china atribuye las enfermedades a un desequilibrio entre el Yin y el Yang, para remediarlo es necesario disminuir el exceso de uno y evitar la insuficiencia del otro. El ejercicio fue diseñado para generar lo que ellos creían que eran las dos energías vitales de la vida, el ying y el yang. El yin representa todas las cosas receptivas y tranquilas. El yang, todas las cosas activas y enérgicas. Las diversas formas contraponen el yin y el yang en el ejercicio del Tai Chi.


RETRASE O EVITE LA DEMENCIA SENIL



Demencia senil es el nombre dado en español a un síndrome que se caracteriza porque el sujeto afectado va perdiendo muchas de sus capacidades psíquicas, especialmente las cognitivas. El nombre clínico proviene del latín: de, "lejos" + mens (cuyo genitivo es mentis): "mente"; por su parte, senil es un adjetivo que alude a la senectud o ancianidad, aunque los actuales estudios médicos evidencian una minoría de cuadros de demencia senil a edades cronológicas relativamente tempranas. Aunque la demencia es una enfermedad crónica y degenerativa, la utilización de remedios naturales ayuda a evitar, disminuir o retrasar la aparición, haciendo que las condiciones del paciente mejore.

Las características básicas de las demencias que se reflejan en las distintas definiciones son:
 1. Es un síndrome.
 2. Es una patología orgánica causada por múltiples etiologías (degenerativa tóxica, metabólica, traumática, infecciosa, tumoral o vascular).
 3. Deben estar alteradas otras funciones cerebrales superiores además de la memoria es decir, representan múltiples déficit cognitivos (el más frecuente la memoria) que implican un deterioro intelectual (pues se afectan el pensamiento abstracto y la capacidad para razonar) respecto a un nivel previo.
 4. El proceso debe ser adquirido, lo que la diferencia del retraso mental congénito, la oligofrenia, etc.
 5. No deben existir otras patologías que lo justifiquen.
 6. El nivel de conciencia debe ser normal, lo que lo diferencia del estado confusional agudo (delirium), aunque en ocasiones este pueda coexistir con la demencia.
 7. El declive suele ser gradual y progresivo, aunque en determinadas circunstancias, como por ejemplo en las demencias postencefalíticas o postraumáticas, este carácter está ausente.
 8. Los síntomas deben durar al menos 6 meses.
 9. Suelen existir alteraciones de la personalidad y/o del comportamiento que se suman al cuadro clínico. 
10. Los déficit deterioran la vida familiar, laboral y social de forma significativa. 

Entre los principales recursos se encuentran los siguientes recursos:


  1. plantas medicinales: La fitoterapia bien utilizada puede ser muy util en la prevención de síntomas.
  2. Buena alimentación: La alimentación adecuada puede ayudar a evitar la demencia senil
  3. Suplementos: Ayudaran a complementar la deficiencia de vitaminas y minerales, que nuestro cuerpo y mente necesitan

Algunos remedios naturales que ayudan en la fitoterapia son:


  • Ginkgo Biloba: El Ginkgo puede promover la claridad mental y reducir el tiempo de reacción debido a la capacidad de esta planta para aumentar el flujo de oxígeno al cerebro y esto es muy importante, ya que el cerebro usa alrededor del 20% del suministro de oxígeno del cuerpo.

  • El Ginkgo ejerce un efecto anti-coagulante en la sangre y previene la formación de coágulos sanguíneos. Esto puede posiblemente reducir el riesgo de accidente cerebrovascular ayudando a que los vasos sanguíneos se relajen y se agranden para que la sangre pueda fluir más libremente. También ayuda a reducir el colesterol desprendiendo los depósitos de placa en las arterias pudiendo causar accidentes cerebrovasculares y problemas del corazón.
    El Ginkgo Biloba es también un poderoso antioxidante que contiene terpenos y flavonoides que protegen al cuerpo contra la oxidación celular y el daño de los radicales libres. Ellos también promueven el metabolismo saludable y aumenta la eficiencia del sistema inmune.
    Algunas investigaciones sugieren que esta hierba es útil en el tratamiento de enfermedades oculares como la degeneración macular. Debido a sus numerosos beneficios relacionados con los problemas asociados con la edad, es un suplemento muy popular entre las personas mayores.

  • GINSENG:Se ha demostrado la capacidad del ginseng en la mejora de las funciones mentales de los enfermos de Alzheimer. Igualmente la ingestión de extractos de ginseng siberiano podría ser útil para mejorar o mantener la memoria o la capacidad de concentración de estos enfermos ( Tomar extracto normalizado en dosis de unos 600 mg diarios, repartidos en tres tomas) 


  • SACHA ICHI (Plukenelia volbilis) Semilla de la amazonía peruana con increíbles propiedades antioxidantes y nutritivas. Mejora el sistema inmunológico, repara y rejuvenece a las neuronas sobre todo mejora la relación e interconexión sináptica entre cada una de ellas. Los ácidos grasos esenciales como los omegas 3, 6 y 9 están presentes como principios activos. Con este maní se produce un fino aceite que resulta muy beneficioso para la salud, snacks, comidas y demás.

  • TRIGO: Consumir de 1 a 3 cucharaditas de germen de trigo mezclado con postres o comidas todos los días, ya que contiene octaconasol; una sustancia que ayuda a proteger  las neuronas para que no se degeneren.

  • CENTELLA ASIÁTICA: Hervir 1 taza de agua y cuando llegue al punto de ebullición, verter 1 cucharada de hojas de gotu kola o centella asiática.  Cubrir y dejar refrescar.  Colar y beber una taza al día.